viernes, 11 de diciembre de 2015

UN MILAGRO APENAS PERCIBIDO



RESPIRAR
me llena de gozo.

Me indica
que estoy Vivo.

Esa seguridad
de tener
el aire a tu alcance,
me sosiega.

Me oxigena
la Carne del Espíritu.

Un milagro
apenas percibido.

*******




A TRAVÉS DE LOS OJOS,
ve la Vida.

A través de la Vida,
mira Dios.

*******




¿QUÉ ME DICE
este mínimo instante
en el que desbordo
de alegría?

Me dice
que estoy Vivo
y que siga…

Que siga queriendo.

Que siga
hasta la próxima pausa
de Eternidad cuajada.

*******




¿CÓMO PODRÉ
corresponder
a la luz del mediodía
que me obsequias?

¿Con mi voluntad?

¿Con mi alma?

¿Con mi Vida?

Ya sé que Tú no pides
nada a cambio.

En Ti todo es entrega.

*******





EN UN ACTO TERRORISTA
el primero que muere
es Jesucristo.

Pasión y muerte
en cada ser humano
fallecido.

¿Cómo entender
que a víctima
y verdugo
se les conceda
el Paraíso?

Paradoja
de la Salvación.

*******





A PANICERA OLÍA
la calle y la plaza
de mi infancia.

De panicera la revuelta
del aire
en San Antonio.

De panicera se envolvían
las viejas acacias
de la acera.

A panicera sabe hoy
esta nostalgia.

Al juntar pan y cera
con mi Vida,
me ha salido
este nuevo vocablo
apasionado.

*******




ESTE RAYO DE SOL
de mediodía
lo siento como propio.

Cálido Corazón
que al mío alcanza.

Sumar la luz
es la clara
inclinación
de la Vida.

También, sumar el fuego,
con las llamas que aletean
por los aires
buscando su destino.

¿Qué destino es el nuestro
ante tanto desamparo?

Unir las voluntades
en un deseo único.

*******





AHORA QUE CAE LA TARDE
y los pájaros
descansan de su vuelo,
me adentro
en el crepúsculo gozoso
de la meditación sincera.

Ha transcurrido el día
y he vivido.

Ha transcurrido el día
y he llorado
con lágrimas de agradecimiento,
por estar junto a ti,
hermano de la calle.

Ha transcurrido el día
y tengo la suerte
de acordarme de tu nombre,
de llamarte
con las sílabas sonoras
de tu Corazón.

Bien sabes
que, de Corazón a Corazón,
la Verdad se impone.

*******




AZUL,
poema Celestial,
poema Virginal,
único.

Ante ti
rebotan los colores
de la Gracia.

Conviérteme,
azúlame,
con tu cromático
poderío
para llegar a alcanzarte.

Eres agudo,
tierno,
generoso,
en tu intensa hermosura.

Adviérteme,
con tu sinceridad de cisne,
que soy digno
de tu mural eterno.

Álzame
hasta la cúpula
de tu inmensidad.

Acúname
con la zeta
de tu lograda corona.

Azul,
más azul que la mar,
más azul que el propio cielo.

*******




TRAS LOS CRISTALES
el agua se amotina,
llueve.

Las bisagras del cielo
se oxidan y humedecen,
mi alma
sufre desazón,
chirrían las estrellas.

En la luz mortecina
de la atmósfera
encuentro soledad,
y algún pecio
de naufragada compañía.

Atardece,
voy dispuesto
a buscarme en los reflejos
de los primeros rayos
de la luna.

Este amparo de luz
que la noche prodiga.

*******




EN LA HORA DE LA SIESTA,
las palabras se arremolinan
en las orejas del sofá.

Descansan
de tanta significación,
de tanta angustia,
por expresar algo.

Sí, las palabras se fatigan,
merodean por aquí y por allá,
mordisqueando
los distintos retales
de las ideas de los hombres.

Hartas,
se combinan unas con otras
para disfrazar
sus capacidades polisémicas.

Se quedan secas las palabras.

Bajo una austeridad inefable,
se limitan a asomarse
con un significado plano.

Ante el Amor ausente de la Tierra,
dejan Roma
y regalan a los hombres
un ramo de espinas.

*******




ESOS OJOS
del niño refugiado
me paralizan la voz,
me dejan sin palabra,
me desgarran el aliento.

Subido a hombros
de su padre
arriban con lo puesto:
esa mirada perpleja
de la huida,
el polvo del camino,
el paso de fronteras
y de muros,
con la mochila
inflada de esperanza.

Acuden hasta aquí,
hasta nuestra Europa,
suplicando acogida,
un recibimiento humano,
un beso vitalísimo,
quizá, un abrazo fugaz,
con el que combatir
el frío de este invierno.

Mas Europa está gélida
y no sabe escuchar
el aullido del otro:
del extraño,
del foráneo,
del paria
desesperado.

Hace tiempo ya
que esta Europa
renuncia
a esa rectitud moral
que la caracterizaba,
a sus principios de Bondad,
a las amplias orillas
de sus feudos cristianos.

En las arrugas
de sus rostros,
los refugiados anuncian
una temprana muerte,
cruel y despiadada.

¿Otro Auschwitz, tal vez?

*******





GALILEO GALILEI
bien merece
este poema.

Puso a la Tierra
en movimiento,
y acertó.

Eppur si muove

Buscó figuras:
triángulos, círculos…,
en el espacio sideral,
para leer y entender
el Libro de la Naturaleza,
en su lenguaje matemático.

Sus leyes universales
prescinden
de las cualidades  sensibles,
de la sentibilidad,
de la afectividad,
de la subjetividad.

Ocultó así,
el mundo impresivo
de los hombres.

En este Universo
resultante,
tan frío y desolado,
no hay calidez,
ni los Corazones
laten al unísono,
ni hay abrazos,
ni se siente
la fragancia de la rosa,
y tampoco se comprende
el acto de Amor
de la Creación toda.

Su tecnociencia sepultó
los ancestrales saberes
de la Cultura,
y encarceló la Vida
en un cubo geométrico.

Hoy, que la Tierra
agoniza
ante nuestros desorbitados
ojos,
es preciso recalcar
este singular comienzo,
esta reducción galileana,
que con tan malévola fortuna
avasalla nuestro planeta.

Para buscar el origen
de nuestro padecer,
de todos nuestros sufrimientos,
hay que remontarse
a esta decisión inaudita,
que fragmentó el mundo,
e hizo del Vivir
un algoritmo.

Sólo el retorno
de esta tecnociencia
a la matriz de la Vida,
puede salvarnos.

*******





AMANECE,
me vuelvo a reencontrar
con la Vida.

Misión de Amor.

Este es el fin
de todos los fines
imaginables:
amar sin medida,
amar sin descanso,
amar hasta por los poros
encendidos.

En el monasterio,
Paz y Amor.

¡Naturalmente
se suma la Paz
en este aire enamorado!

Mi alma se estira
hasta alcanzar el cielo.

Mi Corazón rebosa
de Bondad.

Me siento,
Dios me ciñe
en su Misericordia.

*******




A VALVANERA
vengo
a buscar a Dios.

María me ayuda
e intercede por mi.

Con su Purísima destreza
enhebra los Distercios
en su manto,
con suma Caridad.

En el valle de las venas,
las vacas
entonan con sus cencerros
mi Cantata preferida
de Juan Sebastian Bach.

El río discurre con destreza.
En su melodioso sonido,
se anuncian
océanos ignotos,
horizontes de Esperanza,
besos de agua dulce,
querencias marinas
con las que disfrutar.

Valvanera es la más bella
Antífona
para alabar a Dios.

Por eso vengo yo.

*******




VIVO
en un mundo
frágil y herido.
¡Pero Vivo!

Viviendo
se aminora la fragilidad,
cicatriza la herida.

Vivir es, sin embargo,
la asignatura pendiente
de los hombres.

Malviven
por su pasión idolátrica.

Enferman,
se hacen reos del deseo,
claudican
de sus principios humanos.

No saben deshacer
el ovillo de su maldad.

Pecan contra Dios,
y contra ellos mismos.

Su objetivismo
les delata la sinrazón
de sus propósitos.

No son sinceros.

Su Corazón se gangrena
con la pus del odio,
y matan.

Si el quinto mandamiento
no lo hacen suyo,
el mundo es su infierno.

Y en el infierno estamos,
muerte por doquier,
con inocentes víctimas.

¿Hasta cuándo?

Quizás,
hasta que el hombre
reconozca
que es hijo del Altísimo.

*******





EL AMOR
es siempre Trinitario.

El Amor en otras culturas
proviene de un Dios solitario.

Nuestro Amor,
nuestro amor cristiano,
sin embargo,
es tremendamente solidario,
Trino y Uno a la vez.

Un Amor acompañado
de un fervor incesante
en el que no hay cabida
para la soledad.

Amor múltiple,
hacia todo,
hacia todos.

Un vaivén infatigable
que torna y retorna,
que vuelve y se revuelve.

Un eco que va y viene.

Un fulgor indescriptible.

Una mano, la de Dios,
que nos lleva
por los senderos
de un Corazón satisfecho,
henchido de su Amor.

*******




SOMOS IGLESIA,
ayuntamiento.

Ayuntados,
reforzamos nuestra Fe.

La Fe es lucha denodada,
encarnizada.

Mas el demonio
hace de las suyas.

Se inmiscuye
en nuestras Vidas.

Se cuela
por todos los desagües.

Hueco que ve,
hueco que ocupa.

Ocupa las hendiduras
de la Cristiandad
y horada sus cimientos.

¿Cómo combatirlo?

Todos ayuntados,
¡pero todos!,
en la Fe de Jesucristo,
para hacer de la Iglesia
un refulgente Templo Samaritano.

*******




MI RAZÓN,
mis razones,
tomadas una a una
no son nada.

La razón sola
es la propia definición
de la locura.

Para ser efectiva,
debe impregnarse
de sentimentalidad,
de afectividad.

De esto carece
la razón positivista.

Es soberbia,
arrogante,
se arroja a la materialidad.

De todo hace un objeto.

Funda al hombre empírico
y, al instante, desfallece.

Mata lo que encuentra.

Busca la Vida
y se le escapa,
porque Ella tiene sus razones.

Razones de Corazón.

Corazonadas.

*******




¿MAS CUÁLES SON
los méritos del hombre?

En realidad:
NINGUNO.

Ni la Verdad,
ni la Belleza,
ni la Bondad,
le pertenecen.

Ni siquiera la Vida
que malgasta.

Se enseñorea del mundo,
del que no forma parte.

Se apropia de todo
lo que encuentra.

Hurta sin cesar,
y Vive perseguido
por sus propios fantasmas.

Todo lo que hace
se vuelve contra él.

Idolatra su nombre,
su persona,
y, al final, los dioses
le persiguen
para ejecutarlo
en el altar
de su propia soberbia,
de su propia arrogancia.

*******




UN HOMBRE VERDADERO
es el que ama
el sufrimiento.

Un hombre verdadero
es el que aprovecha
los méritos
de la Pasión de Cristo,
dice el Hermano Rafael.

¿Qué méritos?

Dar la Vida.

Vencer al pecado.

Vencer a la muerte.

Con la Cruz
se hace camino al andar
sin volver la vista atrás.

En lo alto del Calvario
florece la Bienaventuranza
y, con Ella,
la dicha de estar Vivos.

Para Gozar Eternamente.

*******




ME RECONCILIO
con mi debilidad.

Me acepto
como soy.

Frágil,
busco la fortaleza
en el vidrio hecho añicos
esparcido por el suelo.

¡Qué poderío
encuentro en la fragilidad!

Dios me lo concede.

Él hurga
en mi punto débil,
en mi punto flaco.

Me demuestra
que dependo de Él,
que carezco de mérito alguno.

Soy así,
porque Dios me hizo así.

Me quiere como soy
y yo le quiero como es Él.

*******




HASTA LOS ÚLTIMOS DÍAS
de la existencia,
debemos entregarnos
a la Pasión de Cristo.

No hay otra salida
para el hombre,
si quiere salvarse.

Librarnos del orgullo,
de nuestra mísera arrogancia,
es condición
necesaria y suficiente
para que nos acoja
la Humildad.

Humildes criaturas
que reciben, sin descanso,
el don de la Gracia,
el Perdón,
la infinita Misericordia
de nuestro Creador.

Ceder nuestros poderes
a quien se lo merece,
al Autor de los mismos.

No tendríamos poder
si no lo hubiéramos
recibido de lo Alto.

Someterse a Dios
es el acto más noble
que podemos acometer.

El auténtico acto,
el más imprescindible.

*******




LA PALABRA DE VIDA
me incita a escribir.

Tercio con Ella,
me compone.

Me saca versos sinceros,
Verdades como puños,
auténticas Verdades.

¿Cuáles son?

Las que brotan
al renunciarme.

Aquellos versos que prescinden
de mi yo,
de mi orgullo,
de mi soberbia.

Este yo, así contraído,
deja sitio
a la pronunciación Divina,
a la Escritura Sagrada.

Sueño con escribir
recto
en renglones torcidos.

Sueño con que mi voz
quede oculta,
apagada,
muda,
tras las sílabas
que el Señor
me concede.

*******




¿POR QUÉ LOS HOMBRES
no creen?

¿Por qué están desposeídos
de Fe?

Fe tienen,
pero mundana.

Con ella suplantan
la Fe en Dios.

Martirizados por el mundo,
cierran sus ojos
a lo invisible
y sólo creen
en lo que ven y tocan.

Se abajan hasta el extremo,
pastorean en el rango animal.

Sus preocupaciones
les abruman,
les zarandean,
hasta no reconocerse.

Al no saber quiénes son,
se abofetean en la plaza pública,
se insultan,
se escarnecen,
guerrean por valles y montañas.

Nacen por inercia.
Y, por inercia,
Viven descreídos.

Ésta les arrastra
al desamparo,
a la soledad inesperada.

Solos, deambulan
como espectros
por los siniestros caminos
de la desolación.

Sin embargo,
el Señor en su Misericordia
les guía hacia el Bien,
y les escucha.

*******




Y, FINALMENTE,
los que aún
tenemos la Gracia
de escuchar la Palabra,
sabemos con Santa Teresa
que: LA VERDAD PADECE
PERO NO PERECE.

DICHA VERDAD
SE IMPONDRÁ:
CON TODOS SUS RESORTES,
CON TODOS SUS RECURSOS.

EL SEÑOR VELA
Y VELARÁ,
PARA QUE
ESTA ÚNICA VERDAD
SALGA, POR FIN, A FLOTE,
Y LA HUMANIDAD
SEA SALVADA
UNA VEZ MÁS,
UNA VEZ MÁS…

ASÍ ES NUESTRA HISTORIA:
LA INCANSABLE BÚSQUEDA
DE NUESTRA SALVACIÓN
PERMANENTE,
ETERNA:

VENCER AL MUNDO
PARA SALVAR LA VIDA
Y DEFENDERLA.

*******







UN MILAGRO APENAS PERCIBIDO

MARÍA DE VALVANERA
INMACULADA CONCEPCIÓN
8 DE DICIEMBRE DE 2015
INICIO DEL AÑO DE LA MISERICORDIA


Manuel Arandilla

5 comentarios:

  1. "Pensamos mucho la vida, pero la vivimos poco. Ese es mi triste balance."
    Pablo d´Ors.

    Esta lúcida reflexión nos ha venido a la mente al leer tus poemas, Manolo, y disfrutar con toda la vida,la paz,profunda fé y amor, mucho, muchísimo amor que expresas en tus palabras sencillas, limpias de ornamentos,limpias de vanidad, directas al alma del lector desde tu alma llena de vida.
    Pensamos que has dejado de pensar la vida para vivirla, a cada instante, plenamente consciente del regalo de Dios en cada amanecer .
    Mucha lucidez en tus poemas, mucha conciencia y mucho amor.

    UN abrazo

    Paloma y Quique


    ResponderEliminar
  2. "Pensamos mucho la vida, pero la vivimos poco. Ese es mi triste balance."
    Pablo d´Ors.

    Esta lúcida reflexión nos ha venido a la mente al leer tus poemas, Manolo, y disfrutar con toda la vida,la paz,profunda fé y amor, mucho, muchísimo amor que expresas en tus palabras sencillas, limpias de ornamentos,limpias de vanidad, directas al alma del lector desde tu alma llena de vida.
    Pensamos que has dejado de pensar la vida para vivirla, a cada instante, plenamente consciente del regalo de Dios en cada amanecer .
    Mucha lucidez en tus poemas, mucha conciencia y mucho amor.

    UN abrazo

    Paloma y Quique


    ResponderEliminar
  3. Escribes desde un sentimiento, desde una emoción, desde un amor intenso hacia la vida, y por eso ya no son poemas los que escribes, son pedazos de tu alma y son pedazos de ti.

    Paloma Blanco Bravo

    ResponderEliminar
  4. Juglar incansable que mantienes vivos nuestros recuerdos y avivas nuestros sentidos...a panicera... Gracias siempre maestro

    Cristina Berzosa

    ResponderEliminar
  5. Tu estilo, siempre limpio, deja un buen sabor de boca. Leerte, como te leo y sigo, desde hace ya, cerca de 35 años, el intelecto sonoro, la forma que parece sencilla y sin embargo, encierra mil epígrafes diferentes...
    Te leo y, pienso que puedo seguir yo, avanzando despacito.
    Gracias Manuel, por ser un adolescente cambiante en un mundo dislocado.

    ResponderEliminar